BBC Ministerio Hispano

Debemos tener en cuenta que…

Por Dr. Óscra J. Fernández
En estos momentos nuestra iglesia no tiene deudas. Estamos creciendo. Nos estamos expandiendo. No hay dudas de que Dios está obrando por medio de nosotros, y por esto hemos estado pidiéndole que Él nos revele Su plan para la familia de nuestra iglesia. En nuestras vidas TODO debe comenzar con ORACIÓN: Es fácil tomar el camino y dirección que uno desea y luego tratar de que Dios se ajuste a lo que queremos. Esto es lo que ocurre con más frecuencia. Desafortunadamente, ese es nuestro camino, NO EL DE DIOS. No hay algo, por imposible que parezca, que podamos hacer para torcer la voluntad de DIOS para que haga lo que nosotros QUEREMOS.
Dios no NECESITA de nosotros, pero nosotros sí necesitamos de Él. Sin Dios, no hay algo que podamos hacer que esté de acuerdo con su voluntad y que reciba su bendición. Con frecuencia nos confundimos y pensamos que haciendo cosas buenas, que trabajando en la iglesia, que viviendo una “vida religiosa”, que no haciéndole mal a nadie, estamos haciendo Su voluntad.
No hay dudas de que todo eso es bueno y deseable. Pero Dios está obrando según sus propios planes y designios y no de acuerdo a nuestros planes. Lo maravilloso es que Él nos invita a UNIRNOS a Él, en lo que está haciendo y en lo que va a hacer, mediante una relación de amor. Probablemente no sea lo que tú piensas o has pensado, a lo mejor no es de la manera que tú esperas, quizás se trate de algo que nunca antes habías considerado, y que tal vez no te guste. Pero te aseguro que si esa es la voluntad de Dios, las bendiciones serán tales que tendrás la convicción, fuera de cualquier duda, de estar cerca de Dios y haciendo su voluntad.
Nuestro Dios obra de maneras maravillosas y aun cuando las cosas parecen que no están saliendo bien, si están de acuerdo con su voluntad, los resultados son sorprendentes. Dios nos ama tanto que no nos obliga a unirnos a Él, pero lo desea. En ocasiones no nos resulta fácil percibir la voluntad de Dios. La Biblia y la oración son medios por los cuales Dios habla a nuestro corazón y espíritu. Las dudas estarán siempre presentes. Esa es el arma favorita de Satanás.
Observa el resultado final de lo que crees que quieres hacer o debes hacer de acuerdo a la voluntad de Dios. Si al final de cuentas, tú eres el que va a salir beneficiado, de cualquier manera, probablemente esa no sea exactamente la voluntad de Dios. Recibimos beneficios y bendiciones, pero eso no es ni nunca puede ser la meta de lo que hacemos o deseamos hacer en la Obra de Dios. Nuestro Padre Celestial no actúa de esa manera. La biblia revela esta verdad de principio a fin.

Related Posts