BBC Ministerio Hispano

I Pedro Capítulo 2 (I Parte)

Crecimiento Espiritual

1 Pedro 2:1-5
1 Desechando, pues, toda malicia, todo engaño, hipocresía, envidias, y todas las detracciones, 2 desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación, 3 si es que habéis gustado la benignidad del Señor.
4 Acercándoos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, más para Dios escogida y preciosa, 5 vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.

IDEA CLAVE:
Para poder crecer y obedecer a Dios, tenemos que deliberadamente y de manera constante estudiar las Escrituras

En el Capítulo 2, Pedro entra a describir de manera más específica, el proceso de ir llegando a ser más semejantes a Jesucristo.

Primero: estos creyentes tienen que desear conocer y vivir de acuerdo con la voluntad de Dios según esta ha sido revelada por los apóstoles. Deben de tener, asimismo, una sed insaciable por la Palabra de Dios (I Pedro 2:1-3).

Segundo: ellos debían de participar en las vidas de los demás creyentes, es decir, participar unos con los otros. Pablo en Efesios 4:11-16 usa la metáfora del cuerpo: 11Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, 12a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, 13hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; 14para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, 15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, 16de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.

Observe la similitud con lo que Pedro está planteando aquí: vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual.
Siempre he pensado que cuando Pedro estaba escribiendo estas palabras, en su mente estaba el recuerdo del Día de Pentecostés en Jerusalén cuando 3,000 personas depositaron su fe en Jesucristo Hechos 2:41: “Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas”. Lo que sucedió a continuación ilustra claramente lo que ahora Pedro está exhortando que hagan los creyentes: “Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones” Hechos 2:42.

ANALICE:

¿Qué sucede cuando las iglesias se concentran en la enseñanza de la Biblia pero ignoran las relaciones entre los miembros?

¿Qué sucede cuando las iglesias se concentran en las relaciones entre los miembros pero ignoran la enseñanza de la Biblia?

Related Posts