BBC Ministerio Hispano

Dios obra siempre

Por Dr. Oscar J. Fernandez

 En la actualidad, los cristianos son perseguidos en muchas partes del mundo.  Hace un tiempo, un grupo de norteamericanos fue en un viaje misionero a Afganistán para ayudar a la población civil. Estaban haciendo análisis clínicos para detectar y tratar enfermedades, y estaban enseñando a las mujeres y a los niños. Una noche un grupo de talibanes irrumpió en la aldea situada en una región apartada en las montañas de ese país. Los insurgentes dieron muerte a todos los miembros del grupo. Los pobladores de la aldea relataron, que los obligaron a presenciar la masacre. El jefe de los talibanes dijo que los mataban porque todos ellos tenían Biblias. ¿No le parece como si se tratara de una novela de ficción?

Por muchos años hemos vivido confortablemente en este país. En muchas épocas hasta ha sido conveniente ser cristiano. Me llama la atención como algunos políticos que con sus actos muestras ser soldados de las huestes de Satanás, pero hasta se atreven a “bendecir”.

Hay muchas personas que están confundidas y algunas están muy temerosas cuando miran al futuro. Y esto no es más que el producto de habernos acostumbrado y haber dado por sentado que por ser cristianos la gente, nos aprecia y respeta.

La Biblia está llena de ejemplos que nos muestran que aún en las peores situaciones que podamos estar atravesando, Dios siempre está obrando en nuestro favor. El libro de Éxodo siempre me ha fascinado. Hoy día me parece aún más importante, porque hay un tema que surge y se repite una y otra vez: El pueblo de Dios salió victorioso a pesar de todo. No por su fortaleza, sino por su debilidad. ¿Le parece que esto pudiera aplicarse a nosotros hoy? ¿Hay alguna situación de la que deba salir y no cree que tiene suficiente fuerza para ello?

Al comienzo del libro de Éxodo aparecen dos mujeres hebreas que se llamaban Sifra y Fúa (Éxodo 1:15). Ellas jugaron un papel esencial para la preservación de la vida de los niños hebreos. Su rol fue tan importante que sus nombres aparecen en la Biblia. Sin embargo no sabemos el nombre de la madre y la hermana de Moisés ni incluso el de la princesa que lo adoptó.

Estas dos mujeres jugaron un papel muy importante en la preservación de la vida del futuro líder del pueblo de Israel, protegiendo a los niños hebreos a pesar de las órdenes del faraón.

Yo pienso que muchos israelitas pensaron que había llegado el fin, cuando oyeron que faraón había ordenado matar a todos los niños, para de esta manera frenar el crecimiento del pueblo de Israel. Las situación puede ser mala, y el futuro parecer todavía peor. Pero cuando solo vemos oscuridad a nuestro alrededor, podemos confiar serenos. La Biblia nos enseña que Dios desea que la gente reconozca que las cosas que han sido hechas se deben a Él. La gente que ha triunfado y ha vencido, ha sido con la ayuda de Él y no por su fortaleza, sabiduría o destreza. Cuando Dios decide usar a alguna persona, la mayor parte de las veces, Él usa a gente que nosotros nunca pudimos imaginar que pudieran ser usadas por Dios.

En el caso de Moisés, Dios usó a su hermana que era poco más que una niña, y a la princesa que era gentil y formaba parte de la familia que estaba oprimiendo al pueblo de Dios. ¿Se fija que nuestro Dios es creativo y hace cosas que nosotros nunca pudiéramos, ni si siquiera imaginar?

 

La madre de Moisés lo ocultó por tres meses. Después lo colocó en una cesta y lo puso en el río Nilo. Su hermanita a escondidas estaba observando para ver qué pasaba. La hija de Faraón vio al niño en el río y tuvo compasión de él. Siempre me ha llamado la atención la manera en la que la Biblia describe este hecho. La princesa se dejó llevar por sus sentimientos. No hay otra información acerca de las razones que la princesa pudo tener para quedarse con Moisés, desobedeciendo la orden de faraón de sumergir y ahogar en el río a todo niño hebreo. Y la hermanita de Moisés se las arregló para que la propia madre de Moisés fuera contratada como niñera.

De la misma manera, Dios pone personas en nuestro camino que van a hacer que los planes de Dios para nuestra vida se cumplan por medio de ellas. En ocasiones se trata de personas de las que podemos esperar que nos hagan bien, pero en otros casos puede ser alguien de quien nosotros nunca hubiéramos podido pensar o esperar que algo bueno pudiera venir de ellas. No debe sorprendernos si Dios utiliza a personas que no son cristianas para hacer que Sus planes se cumplan en nuestras vidas.

Yo pudiera escribir un libro, solo con algunos de los ejemplos de la manera maravillosa en la que Dios ha obrado en mi vida, usando a cristianos, a no creyentes, a ateos y hasta a enemigos del cristianismo para mostrarme Su gracia.

Una parte de nuestra confianza en Dios es la seguridad de que Él continuará ayudándonos por medio de las personas que Él pondrá en nuestras vidas.

 

Pero esto no quiere decir que debemos asumir que Dios nos librará siempre de los problemas. Sin embargo, Él siempre estará obrando en nuestras circunstancias y Su propósito siempre es darnos lo mejor.

Related Posts